miércoles, 19 de junio de 2013

[Análisis] Cuando un crowdfunding sale mal...

Hola a todos!




Creo que todos conocemos ya a éstas alturas qué es un crowdfunding, verdad?



Pues bien, no todos salen a la perfección o consiguen sus objetivos... Y de los que sí los sobrepasan, luego no todos culminan la ascensión a la gloria.



Aquí tenemos un claro exponente de ello: se nos cuenta la historia de Ed Carter, creador del juego Glory to Rome...



"Ed se propuso crear una edición especial de uno de los juegos de su catálogo, y optó por aventurarse en el crowdfunding. Este sistema de financiación parecía el más apropiado y además no se corrían excesivos riesgos. Pero nuestro hombre no contó con un elemento inesperado: su juego resultó ser un éxito y recibió el triple de la cantidad demandada en apenas unos días.


La alegría, llegados a ese punto, era incontenible. Carter siempre se había planteado esta aventura como un juego y tal vez por este motivo no calibró el alcance de los términos en los que iba a recibir las aportaciones de esta edición especial de Glory to Rome: los aportadores de capital recibirían el juego de forma totalmente gratuita mediante un sistema ideado por el británico y en el que los compradores deberían acercarse a la tienda más cercana para recoger su juego.


Cambridge Game Factory, la firma de nuestro hombre, se encargaría de cubrir la distribución hasta los puntos de venta, en un sistema de capilaridad con el que Carter confiaba se contribuiría a estrechar las relaciones entre los clientes y el punto de venta, y así ganarse la amistad de estos últimos de cara a una mejor promoción de futuros títulos. Hay que tener en cuenta que se trata de un juego con muy poco valor añadido y, por este motivo, los gastos de distribución juegan un papel clave en la rentabilidad del producto. Pero fue aquí donde comenzó la cadena de errores de este emprendedor:


En primer lugar, asumió que la distribución tendría lugar únicamente en Estados Unidos, pero gracias a la globalidad de internet, le llegaron pedidos desde rincones remotos del planeta (le llegaron la friolera de 100 pedidos de Australia). Estaba claro que con semejante volumen de pedidos y la dispersión de los mismos, el asunto de la distribución iba a ser una patata caliente que tendrían que tratar e intentar minimizar el impacto en las cuentas.


Pero los problemas no habían hecho sino comenzar: contactó con un fabricante chino a quien encomendó un voluminoso pedido, pero una cadena de despropósitos comenzó a complicar más las cosas si cabe: uno de sus empleados estrella, el que además hablaba chino, abandonó el barco por desavenencias, precisamente a cuenta del envío gratuito, y la firma se quedó temporalmente sin interlocución con los asiáticos.


A este inconveniente hay que añadir un detalle que a la postre resultó crítico en esta desastrosa gestión del proyecto: a nadie se le ocurrió poner la etiqueta de Frágil en el embalaje, y en los almacenes previos al envío las cajas se apilaron unas encima de otras destrozando buena parte del material.


Se mascaba la tragedia y lo que parecía un proyecto de ensueño pronto se convertiría en una pesadilla. Pasaba el tiempo y los que habían aportado su dinero en Kickstarter comenzaban a impacientarse. Nuestro hombre estaba cada vez más centrado en no salir demasiado esquilado del asunto y como consecuencia de ello desatendió su trabajo. 


Pronto se vio de patitas en la calle, con miles de clientes que comenzaban a amenazarle con acciones legales, el interlocutor chino missing y una buena colección de palés aplastados en algún punto de Asia. Así las cosas, tuvo que vender todas sus propiedades, incluyendo su casa, y empezar de cero."




Creo que es una opinión alejada del hobby y por tanto interesante, porque no es nada sesgada, y muestra cómo no todos los crowdfundings terminan siendo productivos!



Esto es lo que venía en el juego:






Qué os parece?



Como siempre, esperamos vuestros comentarios!



Saludos!

14 comentarios:

  1. Joder!!! que mala suerte... el tema del transporte y la distribución es siempre lo más delicado... que te falle el traductor se puede solucionar... pero lo de aplastar el material es un fallazo... de novatos...
    esto da un poco de miedo :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que hablamos de un chaval y de una empresa que se supone que ya tenía varios juegos en venta...

      Eliminar
  2. Pues es una lástima pero es el riesgo que se corre, no todos pueden tener éxito o ser interesantes. Lo siento por ellos

    ResponderEliminar
  3. Ejemplo muy bueno para la carrera de empresariales de COMO NO emprender un proyecto. La verdad es que, si no tienes ni papa de logística, mercado o marketing... tio, gástate unos "pavos" en gente que te asesore porque lo que le ha pasado a este tío son todo cagadas de principiante en el mundo de los negocios ¿A quién se le ocurre no especificarle a los chinos, bién clarito, que el producto es frágil? Sabiendo que esa gente va a saco con la mercancia. Y ya no hablemos del campña en internet... Mira que no pensar que tendría aportaciones o solicitudes a nivel global... que cateto! Sólo por ser en Inglés ya debería haber pensado que le caerían contribuciones de Canadá, RU y Australia... Por lo menos! Nada... que si lo tuyo es diseñar juegos no te metas a logístico. Contrata a un profesional o a una asesoría o estás perdido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero que esto suene mal, pero... yo que trato con británicos y estadounidenses a diario, hay algunos de aúpa en cuanto a ignorancia!

      Y no os hablo de gente de pueblos perdidos en Iowa o Alabama, sino de gente urbanita.

      Para que os imaginéis, desde mi trabajo se ve la Sierra de Madrid (Guadarrama, Navacerrada). Pues bien, algún turista con pasaporte yankee ya me ha preguntado si esas montañas eran los Pirineos...

      Ellos solo piensan en ellos. La NBA no es la mejor liga de baloncesto mundial, es LA LIGA... y cosas así.

      Eliminar
    2. Los chinos van a saco: llenan los containers como si fuera un tetris.

      Eliminar
    3. En eso nos llevan años de experiencia!

      Eliminar
  4. Aplastado literalmente bajo el peso de su propio exito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre lo digo, una empresa puede morir de dos maneras: De fracaso o de éxito. Si no estás preparado para el éxito, confórmate con el negocio que puedas asumir y aprovecha las ganancias para ampliar la estructura y prepararte para lo grande. Si este señor hubiera cerrado el grifo al llegar a la cantidad deseada y hubiese planteado una alternativa a los demás interesados (como enviar una edición especial o portes gratis, etc.), dejando parte de la producción para una segunda tirada... igual no se habría pegado la leche de su vida como se la ha pegado. La verdad es que sabe mal porque el tío lo estará pasando fatal y no le deseo sufrimiento a nadie pero... ostras, es que se lo ha buscado un poco él solito ¿No creeis?

      Eliminar
    2. No hay duda que pecó de cortas miras... está claro que en un mundo cada vez más globalizado, pensar en un mecenazgo de algo que suele ser mundialmente conocido o que podría tener potencial éxito a nivel global sólo a nivel local es un grandísimo desacierto.

      Eliminar
  5. Como bien dices, he conocido a bastantes extrangeros y se que los estado unidenses se creen que son el ombligo del universo y son bastante ignorantes a lo que respecta todo lo que no sea de su propio pais.

    Lo de este individuo es sangrante, primero no pensar en que habria mercado mas allá de su pais tiene tela, pero que todo se fuera al traste porque el mediador chino se pirase... en mi opinión en un pais tan cosmopolita buscando podría haber buscado rápido un mediador nuevo para salvar un poco este mogollon. Basícamente no fué capaz de minimizar el daño en lo posible, además de que se hizo todo sin pensar mucho.

    La ilusión y el esfuerzo es importante, pero la cabecita tambien está para pensar... almenos en el hilo de la noticia cuenta que el chico lo tiene superado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que evidencia, sin duda, es que el chaval se lanzó un poco a la aventura con sus primeras ideas, y como en un principio todo le salió bien, pues no hizo previsión de un posible plan B por si algo salía mal, no tenía una hoja de ruta marcada por si alguna cosa se torcía.

      Eliminar
  6. Muy interesante la noticia wolfen. La verdad que no es oro todo lo que reluce y hay que tener bastante cuidado con el crowdfunding, tanto como para el que compra como para el que vende. TAmbién ha habido problemas con otros proyecto, si no recuerdo mal uno era de relojes.

    En fin, lo ideal sería que hubiese un límite en el dinero que te pudiesen aportar, aparte del límite del tiempo. Así se podría tener un control más exhaustivo.

    ResponderEliminar