martes, 5 de noviembre de 2013

[Anuncio] Y seguimos con sorpresas...

Hola a todos!





Qué estará preparando Alocada?



Sólo os diré que tiene que ver con esto...



Id cogiendo los pinceles, que Enero está cada vez más cerca!



Y si aún tenéis intriga, sólo os pedimos paciencia... pronto lo iréis descubriendo!



Cerramos el día dejándoos con el trasfondo de mi personaje de la partida de rol de Dark Heresy que comenzaremos éste Viernes! Espero que os guste, os recuerdo que me tocó un Granuja nacido en un Mundo Salvaje!



Me llamo Kiran Dedos rápidos…



Nací hace dos décadas en el Mundo Salvaje XV285, clasificado por el Imperio como un mundo semidesértico. En él, sólo los más fuertes aprendieron a sobrevivir al calor y las altas temperaturas que provoca el sistema triple estelar sobre el que orbitamos.



Mi madre murió cuando nací, y mi padre, que siempre me ha culpado por ello, me vendió al líder de una de las tribus de saqueadores que vivían a las afueras de Hypos, la ciudad colmena más grande, a cambio de inmunidad… pero le sirvió de poco, ya que dicho líder, Hogan, le mató en cuanto mi padre recogió del suelo la bolsa de créditos con la que le habían pagado…



Desde entonces, fui acogido, con apenas dos años, en la tribu Naankarii, quienes me criaron como uno más de los suyos. Allí fue donde comencé a formarme en la escuela de la supervivencia, pues en aquellos desiertos, o luchabas o morías…



Cuando cumplí los 12 años pasé las pruebas finales de aceptación en la tribu, que consistían en permanecer una estación entera, en tiempo local, en el desierto, sin más provisión que un triste cuchillo de caza. Fue una prueba muy dura, intensa, en donde tuve que moverme muy rápido entre las arenas, esquivando a los predadores más grandes, e incluso teniendo que alimentarme de las sobras que ellos dejaban al irse, y beberme sus excrementos para no caer en la deshidratación.



Fue en dichas pruebas cuando conseguí las pieles que aquí veis, extraídas de las gruesas tripas del Skaar, una lombriz del desierto, y algunas cicatrices a lo largo del cuerpo… pero logré salir de allí vivo y más fuerte que nunca, con los sentidos agudizados.



Al volver, Hogan me recibió con halagos, y me puso bajo la tutela de una de sus bandas de pillaje, en la que me gané mi sobrenombre. Tras la experiencia desértica había vuelto famélico, y unido a unos andrajos que me fabriqué, me disfrazaba de pobre en las calles de Hypos, lo cual me servía para mezclarme entre el populacho, opulento, y robarles sus créditos y joyas cuando menos lo esperaban, comenzando así mi amplia colección personal de baratijas. Dado que en la ciudad había fuerte presencia de la Guardia Imperial, me costó un par de balazos aprender que debía ser más y más rápido, y pronto conseguí ser un maestro en el arte del robo.



Pero ay amigos, ésta historia tiene un final incierto, ya que iluso de mí, comencé a fijarme en objetivos cada vez más valiosos… y esa fue mi perdición. Ya que un día, tomando una buena jarra de jugos de Wurl en la tasca de Karl, nuestra tapadera legal ante el Imperio, llegó al local la persona que sería mi mayor azote desde entonces.



Yo no lo sabía, pero bajo la mugrienta gabardina y el sombrero que le tapaban al entrar en la tasca, se ocultaba un acólito de la Inquisidora Galene Euthymia, una de las más famosas del sector, y conocida por su poca tolerancia a los babosos que intentaban entablar algún tipo de relación corpórea con ella. Nunca intentéis robar a un Inquisidor, y menos a una Inquisidora, ni a nadie de su séquito! Cuando quise echar mano a sus pertenencias, el acólito se giró, y me tiró con fuerza al suelo, deteniéndome.



Podría relataros cómo sentí miedo por primera vez en mi corta vida, en su presencia, y cómo sus ojos, llenos de ira y fuego, golpeaban mi mente como un terrible martillo mientras me interrogaba. Pero he aquí que sobreviví, y que ahora pertenezco a la colección de juguetes privados de la Inquisidora, dispuestos a jugar sus guerras en el mundo que sea necesario… a cambio de mi vida. Eso sí, espero conocerla algún día!




Qué os parece?



Como siempre, esperamos vuestros comentarios!



Preparaos, que mañana os esperan muchas sorpresas en el blog, ya estamos trabajando en ellas! No os olvidéis que es el último día de nuestro concurso de Yarrick...



Saludos!

11 comentarios:

  1. Me tenéis en ascuas con esto de las sorpresas y las novedades... :P

    ResponderEliminar
  2. Una historia muy currada, se nota que te lo tomas en serio. Me gustaria tener mas jugadores como tu en mi grupo.

    Por cierto, que guapa sale Alocada ;)

    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Eh...eh...EH! Esas son MIS Lataz Azezinaz! Qué hace Alocada con ellas?! Tardé media hora en decidirme a comprarlas! XD

    Oye, pues me mola el trasfondo que has hecho a tu personaje!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por los comentarios!

    Y los piropos a Alocada, le acabáis de sacar los colores jajaja!

    PD: Ghazzkull, a ella se las regalé yo hace meses jajaja

    ResponderEliminar
  5. Yo he pintado una escuadra de esas lataz para expo!! Me encantan esas minis!!!

    ResponderEliminar
  6. Me gusta la historia de tu char, está chula y me encantan los granujas en el heresy jeje
    Yo tambien le hago historia a los chars de las partidas, les da más vidilla.
    Y lo de la sorpresa de enero no será será...
    Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a ser algo parecido a un parto, pero ni es un mini tabernero ni una nueva mascota en la familia, sino una cosa que esperamos os guste y os incite a participar de ella!

      Eliminar
  7. A ver que os veo venir... no, no hay un mini-tabernero en camino! XDXD

    ResponderEliminar
  8. No estaba pensando en un minitablero jajaja
    Pero no lo sé si decirlo, no vaya a ser que acierte jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje no, no, no... frío frío

      Es algo más grande!

      Eliminar
  9. Jaja no me tientes a intentarlo!!!
    Esperaremos con impaciencia a ver que tenéis en mente :-D

    ResponderEliminar