martes, 14 de enero de 2014

[Relato] Regreso a Terra

Hola a todos





Hoy, haciendo memoria, recordé que hace tiempo escribí un relato sobre Warhammer 40K, cosa rara en mí porque no se me da nada bien escribir.



Os lo pongo por aquí para que lo destripéis, analicéis:



REGRESO A TERRA


- Señoras, hemos tenido que huir de nuestro hogar, de nuestro amado Terra, de nuestro amado Imperio, y todo por qué? Porque un hombre… si chicas si… hombre, ha llegado al poder, un poder que ha podido con él y le ha corrompido.-


Ufff, no sé si debería haber escuchado esto, - pensó Shoe - será mejor que vuelva a mi puesto en el comedor, antes de que Thora me eche de menos, pero… no sé, no creo que pueda quitármelo de la cabeza, no creo que sea bueno que Silvana esté hablando así a las chicas, de eso no saldrá nada bueno, lo sabrá Dominica?.


- Shoe, Thora, que hacéis que no traéis la comida? Es que tenemos que ir allí a hacer vuestro trabajo? Tan torpes sois?


- Tranquila Silvana, ya vamos, esto lleva su tiempo sabes?


- Chicas – dijo Silvana- ya veréis cómo nos reímos…. – estiró la pierna mientras Shoe llevaba una gran bandeja de comida, lo que hizo que tropezara cayéndose todo por el suelo con un gran estruendo. La cantina estalló en una gran carcajada que resonó por toda la nave, hasta que de repente se oyó…


- Pero qué está pasando aquí!


Y al girar la cabeza hacia el umbral de la puerta, se vislumbró una silueta, alta, grande e imponente, con los brazos dispuestos en jarra, unos ojos negros penetrantes y una voz fuerte que sabía hacer oír por encima de cualquier ruido, la voz de Dominica.


- Na-na-nada – tartamudeó Shoe – sólo que no debería haber cargado tanto la bandeja, lo siento mucho Dominica, enseguida lo recojo y traigo más comida para todas.


- Eso Shoe, y no cargues tanto la bandeja ésta vez jajajajaja


Pero ésta vez sólo se rió ella, en la sala sólo se oían sus carcajadas, cada vez más débiles y unas pisadas, las de Dominica, acercándose a Shoe, se agachó a su lado y la dijo al oído:


- Seguro que ha sido una bandeja mal cargada?


- S-s-si Dominica, lo siento.


Pero la intuición de Dominica no opinaba lo mismo, el nerviosismo y el tartamudeo de Shoe, al igual que las miradas furtivas hacia Silvana… , en fin, tendría que seguir investigando.


- Hace días que intuyo que algo va mal – pensaba Dominica – cada vez que veo a Silvana, está rodeada de un grupo de jóvenes hermanas cuchicheando, y si paso por al lado, se callan y cambian de tema, mi experiencia me dice que aquí pasa algo raro.


Desde que tuvimos que irnos de Terra, tras perder la gran cruzada de la Eclesiarquía con Horus, todo ha ido mal, entiendo que las más jóvenes estén un poco revolucionadas, su devoción por el Emperador las hace querer volver a casa, pero no entiendo porqué Silvana se comporta así.


Ella combatió conmigo cuando Horus sucumbió al caos y vendió su alma, casi aniquiló a nuestra orden y por eso tuvimos que huir, para salvar a las pocas hermanas que quedamos, seguro que ella piensa que fue una rendición, una cobardía, pero tuve que tomar esa decisión para salvarnos.


No sé si piensa que a mí me gusta dejar el imperio bajo la protección de la Orden de la Rosa Ensangrentada de Ophelia VII. Ellas no conocen el Imperio como nosotras, pero para volver a salvar al Emperador, primero tenemos que recuperarnos, mejorar como guerreras y entrenar, ahora no nos conviene una revolución a bordo, menos aun cuando tenemos tan cerca nuestro momento.


En ese momento se oyó un gran estruendo


- Pero qué demonios pasa?


Dominica salió corriendo en dirección al ruido, pero cuando cruzó la puerta, se encontró algo que no esperaba ver; sus hermanas heridas, atadas, sangre por el suelo, platos rotos… y todo por quien?


- Silvana, pero qué estás haciendo?


- Simplemente lo que debo Dominica, estoy… mejor dicho, estamos HARTAS de esperar a que reúnas el valor suficiente para volver a Terra, HARTAS de esperar a que quieras enfrentarte con Santa Aspira, así que ya puedes poner rumbo a Terra a terminar esto de una vez por todas. O vivimos libres o morimos luchando por el Emperador!


- De acuerdo Dominica, pero con dos condiciones:

Lo Primero, deja libres a las hermanas. Lo Segundo, si esto no sale bien, dejarás la orden, ésta rebelión no va a quedar sin consecuencias


- De acuerdo Silvana, acepto tus condiciones, pero yo también pondré la mía: Si sale bien, abandonas la orden y te retiras nombrándome a mi Sacerdotisa primera de nuestra orden


La sala se llenó de gritos de asombro y de apoyo a una y a otra, Silvana hizo gestos para mandar callar a las hermanas y habló:


- Está bien Dominica, si es lo que quieres, así lo haremos, y ahora cumple tu parte, libera a nuestras hermanas luego reúnete conmigo en el puente de mando para poner rumbo a Terra. Que el Emperador nos proteja!


Silvana salió de la sala con paso firme y sin mirar atrás, toda la sala se quedó en silencio mientras ella salía, el ambiente era de victoria, pero… sería una victoria?


Cuando llegaron a Terra, ninguna podía imaginar el panorama que encontraron. Ya no quedaba nada de lo que recordaban, ni edificios majestuosos, ni verdes prados, ni parques repletos de niños, ni gente por la calle o ruido en los mercados.


- Pero qué ha pasado aquí?


Edificios grises medio derruidos, abandonados columpios llenos de herrumbre girando pesadamente a merced del viento, gente asustada con miedo a salir a la calle, tiendas y mercados cerrados con un extraño símbolo en la puerta.


- Por el Emperador!!, Qué ha pasado aquí?


- Sshhh, no es muy conveniente que digas eso en voz alta
Dijo una voz casi inaudible y temblorosa.


- Quién anda ahí!? – Gritó Silvana.


El tono del susurro sonó ahora más fuerte pero también más pavoroso.


- Por favor, baja la voz o vendrán ellas, venid, mejor que vayamos a un sitio más seguro y os cuento todo.


Las hermanas siguieron al anciano al interior de un edificio, un antiguo mercado. Allí no quedaba nada, las ventanas atrancadas con maderas, los puestos vacíos y destrozados, fruta podrida por el suelo…


- Me llamo Loras – comenzó el anciano sentándose en un viejo cajón de fruta – y soy …. Bueno, mejor dicho, era el dueño del mercado, hasta que vinieron ellos.


- Quiénes son ellos? Preguntó una de las hermanas más jóvenes.


- Me imagino que habéis visto los símbolos en las puertas de todos los negocios. Es el símbolo de los Serpientes de Nehekhara, vinieron junto a las Hermanas de la Orden de la Rosa Ensangrentada. Todo empezó con pequeños robos, venían ellos y te decían que podían protegerte pagándoles un pequeño precio y sí, al principio funcionaba, los robos cesaban, pero se tomaban licencias como comer gratis o llevarse lo que quisieran sin pagar, y si se lo recriminabas, a la mañana siguiente aparecía el local destrozado. La gente aguantó mucho, mucho tiempo


- Y no hicieron nada? Preguntó Silvana


- Claro que sí! – exclamó Loras – cuando la gente comenzó a no aguantar aquella situación, se fueron reuniendo con el fin de acabar con todo aquello, de recuperar sus negocios y sus vidas; tomaron como cabecilla a Thomas, un joven que desde el principio estuvo en contra de todo ese abuso de poder y además con facilidad de palabra. A los pocos días, ya eran un grupo bastante numeroso y cada vez más enervados. En la última reunión, acordaron que ya no podían aguantar, más de la mitad de los negocios habían sido cerrados, y no por sus dueños precisamente, y la gente se estaba muriendo de hambre: si querías comprar alimentos frescos sólo puedes recurrir a ellos, con unos precios exacerbados claro está, y si no puedes pagarlo… pobre de ti, a los hombres no los vuelves a ver, las hermanas de la Orden se encargaban de ello y Ay de ti si eras mujer!! Mejor que no sepáis lo que las hacen.


- Esto no puede continuar – dijo Dominica – no podemos dejar abandonada a Terra, ya es hora de que reinstauremos la paz y devolvamos a los Serpientes de Nehekhara al lugar de donde vinieron, y si os soy sincera, si la cosa se pone fea, no se irán solos. Hermanas, coged todas las armas que hayáis traído, creo que cuantas más, mejor . Loras, tu quédate aquí y trata de reunir a todos los humanos para ponerlos a salvo, no sé cómo reaccionarán y no quiero bajas.


- NO! – Gritó Loras – llevo mucho tiempo esperando esto, y puede que éste sea mi último acto de valentía, además, necesitáis a alguien que os lleve hasta Tyr.


- Quién es Tyr? El cabecilla?


- Si, y casi nunca da la cara; y las pocas veces que lo hace, va muy bien protegido.


- Señoras, preparaos, esta lucha va a ser importante, decisiva. Muchas de nosotras no sobreviviremos para contárselo a nuestras nuevas hermanas, pero quien sobreviva contará al resto la gran hazaña, de cómo la Orden del Corazón Valeroso, luchó con valentía y honor para devolver a Terra su gran esplendor y expulsar a los corrompidos por el caos.


Se hizo un silencio…


- Venga Shoe, cuéntanos… , no pares ahora, qué pasó? – Coreaban las jóvenes hermanas – Dominica nunca lo cuenta y si la preguntamos por Tyr, le cambia la cara y se marcha en silencio


- Normal, yo no lo viví en primera fila, pero estuve allí, ayudándolas para la gran batalla contra Tyr y contra la Orden de la Rosa Ensangrentada, poniendo a punto sus servoarmaduras, afilando sus espadas, cargando sus bolter… ayudamos todas en todo lo que pudimos… y fue la batalla más sangrienta que jamás he visto.


Las hermanas fueron al refugio de Tyr, como dijo Loras, armado hasta los dientes y rodeado de su guardia personal, que no eran menos de 40 personas entre Hermanas de la Orden de la Rosa Ensangrentada y miembros de los Serpientes de Nehekhara; y el recibimiento no fue amistoso, las balas silbaban por encima de los cascos y las espadas rozaban los cuellos. Las superaban en número y en armas, pero la gran experiencia y la fe por el emperador las hacía aguantar, luchar fieramente , lo que hiciera falta para le justo fin que tenían en mente, liberar a Terra de mafias, caos y tiranías.


Hubo un momento en que pensé que las fuerzas flaqueaban, muchas hermanas habían caído ya, aunque también muchos de ellos, y las fuerzas empezaban a fallar, las hermanas que quedaban se miraron a los ojos, se hizo el silencio mientras las armas humeaban y la sangre goteaba de las espadas; y a los pocos segundos sólo se oyó una cosa…


HERMANAS, POR LUCIA Y POR EL EMPERADOR, A POR ELLOS!!!!


Pocas hermanas quedaron tras esa gran batalla, y las pocas que quedaron, heridas de gravedad, Dominica una de ellas, apenas tenía un hilo de vida.


Chicas, daos cuenta que se perdieron muchas vidas en aquella batalla y muchas de ellas habían convivido codo con codo, unas junto a otras, al lado de Dominica, y ella se culpa de haber pecado de cautelosa. Qué habría pasado si no hubiera tardado tanto en volver a Terra? Yo creo que nada, pero ella no piensa lo mismo


Se oyó un fuerte golpe de una puerta abriéndose


- Qué pasa aquí – Dijo Dominica –


- Nada, nada, tranquila, - dijo Shoe – Estaba sirviendo la comida a las nuevas hermanas que después del entrenamiento están muertas de hambre.


- Espero que no estés otra vez contando batallitas …


- Nodo, te lo aseguro Dominica, solo era una charla trivial – dijo Shoe mientras guiñaba un ojo a las chicas y seguía sirviendo la comida en cada cuenco.


- Eso espero Shoe, eso espero – dijo Dominica, alejándose con un paso tranquilo pero firme – eso espero.


FIN


Seguro que después de leerlo entendéis porqué me pasé a la pintura jaja.



Ahora toca que lo destripéis, qué os parece?



Un saludo a todos

7 comentarios:

  1. Que a nivel de trasfondo es imposible las orden de la rosa ensagrentada existiera, antes de la muerte de muchos de los personajes que nombras, que haces referencia a la herejia y la formacion de las hermanas de batalla es de la era de la apostasia es 5.000 años despues, ya sin añadir que ellas servian a vandire y posteriormente a Sebastian Thor que fueron se supone los unicos eclesiarcas que conocieron en vida, y que en cualquier caso cada una dirigia una orden distinta en planetas y con flotas distintas,
    Por omi parte creo que por usar a personajes conocidos te has visto sobrepasado por el trasfondo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh no le cambies el sexo a Alocada, jajaja!

      El relato es suyo, no mío, yo aquí no tuve nada que ver... En el blog somos dos personas, Wolfen y Alocada, os lo recuerdo (aunque muchos piensen aún que ella no existe, es real, lo puedo garantizar xD)

      Y tampoco tienes que ponerte tan "picajoso" con el rigor histórico, al fin y al cabo Alocada de trasfondo del 40K entiende más bien 0, y éste relato lo escribió hace un tiempo para concursar en un foro... nada más. Ni quiso ser fiel 100% al trasfondo ni buscó demasiada información al respecto.

      La única intención que tuvo al escribirlo fue la de divertirse, y con ello creo que no hace mal a nadie no?

      Eliminar
    2. Perdona si te ha molestado, entiendo que no conozca el trasfondo y en mi caso no me he referido a nadie en concreto y la verdad es que no sabia de quien era. En mi caso soy jugador de hermanas de batalla y tengo bastante conocimiento del trasfondo en ese ambito. Eso junto a que no termino de compartir la visión que tiene de las hermanas (yo las considero mas fanaticas que lospropios marines), ha hecho que me disperse del relato tal vez. La idea como tal es interesante y esta bastante bien escrito y se hace ameno de leer, pero tal vez por mi forma de ser, prefiero oir antes los fallos, da la sensación que he ido a machete.

      Eliminar
  2. Holo. Voy a comentar que hay un momento cuando discuten Dominica y Silvana, que los nombres están cambiados.
    Por lo demás está muy chulo, y la historia es curiosa por el planteamiento de una terra en manos herejes jeje
    Me ha gustado. Si señor.

    ResponderEliminar
  3. Jo habéis sido buenos jaja, a ver, éste relato lo hice para un concurso de un foro muy chiquitito ya muerto, y que participaban todos, y yo no quería ser la única que no. No tengo ni idea de trasfondo, ni de nombres, ni de armas, y lo único que investigué fue para poner algún nombre real, nada más.
    Por eso que no me extraña que me haya equivocado con los nombres, al final no sabía quien es quien XD.

    ResponderEliminar
  4. Iba a copiar el texto y señalar todo lo que creo que es mejorable. Me molesto o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, el relato se ha subido para que lo comentéis... tú sabrás xD

      Eliminar